martes, 24 de diciembre de 2013

Recuerdos

Hasta hace relativamente poco no me había dado cuenta de mi mayor miedo: los recuerdos. No, no estoy hablando necesariamente del miedo a perderlos, sino también de su propia existencia. Todas esas veces que he mirado hacia atrás ahí estaban, haciéndome comerme la cabeza con las cosas que dije y podía haberme callado, o las que no dije y podía haber soltado. Las acciones que podía haber llevado a cabo y decidí no hacerlo, y las que hice y de las cuales ahora me arrepiento.
Sin embargo, también existe ese horroroso miedo a perderlos: a no recordar quién soy y por qué. Olvidar el sentido de todo lo que me rodea y qué me gusta y qué no. A veces nos parecen tan obvias todas estas cosas que ni nos las planteamos, pero, ¿qué pasaría si lo olvidáramos todo?
Son los recuerdos los que nos hacen escarmentar, reír, llorar, los que provocan tantos sentimientos en nosotros que no sabría ni enumerar.
Muchas veces hemos querido olvidar, pero en realidad es imposible. No se puede olvidar algo en lo que se piensa constantemente, el truco está en, como suele decirse, "recordar sin que duela". O aprender a vivir con ello aunque duela.


¿Y todo esto a qué viene? Pues en primer lugar a que Cat, en esta entrada de su maravilloso blog (¡no olvidéis pasaros!), me hizo reflexionar bastante sobre los recuerdos, y además, porque diciembre es el mes por excelencia para revivir en nuestras mentes todo lo que nos ha sucedido a lo largo del año, o a lo largo de los años, en mi caso.
¡Feliz Navidad a todos, y que Papá Noel sea bueno con vosotros esta noche!

8 comentarios :

  1. Supongo que los recuerdos tanto malos como buenos esta bien recordarlos ya que muestra lo que somos y lo que hemos aprendido. No considero que haya que tener miedo a eso.
    Buen texto, gracias por nombrarme eh! jajaja
    Un besote!^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, a mí me imponen un poco de respeto jajaja.
      ¡Faltaría más! Un besazo. <3

      Eliminar
  2. ¡Holaaaa! Primero de todo, ¡feliz Navidad! ^^

    Bueno, lo que tenemos que hacer con los recuerdos es simplemente olvidar los malos y retener los buenos. ¿No es sencillo? Lo sé, Jajaja, pero ¿no has oído nunca eso de: "es mejor intentarlo y arrepentirse que arrepentirse de no haberlo intentado"? A veces hacemos cosas que luego no resultan ser como queríamos, pero al menos lo hemos intentado, y si la hemos liado en algo... ¡no hay nada que no se pueda remediar! Te lo digo por experiencia, Jaja. Aaah y para mantener los buenos recuerdos, mi "secreto" es llevar siempre la cámara de fotos encima :P

    Un besote, guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el consejo, Kat. ^^ Lo de la cámara intento hacerlo siempre que puedo, aunque yo me conformo con el móvil. Y en cuanto a arriesgarse, bueno, lo intentaré.
      ¡Un beso! :)

      Eliminar
  3. Estoy con Kat jeje Acordarnos de los buenos recuerdos y olvidarnos de los malos. Eso sí, ten en mano una buena cámara para inmovilizar los buenos ^^ Es lo que procuro hacer yo jeje Muchos MuakiSs.. xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja vale Egnia, lo tendré en cuenta. :D
      ¡Un besote!

      Eliminar
  4. Holaa, solo queria decirte que te he nominado a un premio en mi blog :) http://unblogdelocas.blogspot.com.es/2014/02/2-nominaciones-o.html y otra cosa ¿como haces para que las fotos cuando las pulsas se hagan grandes?

    bessos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Aroa! Muchas gracias, lo anunciaré en la entrada que estoy editando ahora mismo.
      Pues no me acuerdo de cómo lo hice, tuve que modificar la plantilla y no me acuerdo del código. :S
      ¡Un beso!

      Eliminar

Cursores